TERAPIA INDIVIDUAL

Para mí, la mayor parte de los malestares que padecemos en nuestros días son debidos al juicio que hacemos de determinadas partes de nuestro ser. Tanto de cómo somos, a cómo actuamos y cómo nos relacionamos.

Hay muchas maneras de enfocar el proceso personal. Mi camino personal y profesional, me ha llevado a integrar la psicoterapia Gestalt con diferentes herramientas corporales y expresivas para poder acompañar en el proceso del cambio de mirada hacia ti mismo, pues el verdadero monstruo está precisamente en el juicio de los ojos que miran.

La terapia individual es un espacio donde puedes abordar desde diferentes ángulos las dificultades para poder estar lo más presente en tu día a día y así poder cambiar la manera de tratarte y de verte.

La terapia individual no es otra cosa que el camino para aprender a mirarte con el corazón.

Mi manera particular de trabajar individualmente es combinar la psicoterapia Gestalt con diferentes técnicas corporales (bioenergética, Método Grinberg, Reflexología, etc.) pues para mí el cuerpo ha sido uno de los elementos más ricos a la  hora de aprender y a la hora de limpiar la mirada hacia “mi monstruo”.